Aceite de Oliva Extra Virgen Goya

Contribuir a Combatir Enfermedades

Cáncer de seno
Investigadores han encontrado que la dieta del mediterráneo que consiste en el uso abundante de aceite de oliva, parece disminuir el riesgo de desarrollar cáncer de seno. El aceite de oliva es rico en ácido Oleico, un ácido graso que dramáticamente reduce el nivel de producción de una proteína que es creada por el gene del cáncer de seno Her-2/neu. La fuente natural más grande que existe de este ácido, es el aceite de oliva.

Arteriosclerosis
Una dieta de grasas saturadas en abundancia, puede dar como resultado una condición conocida como arteriosclerosis. Esto ocurre cuando el colesterol o grasa saturada comienza a aumentarse en las paredes de las arterias, restringiendo así el flujo de sangre a los tejidos finos y obstruyendo el funcionamiento de los órganos vitales. Ha sido demostrado que mantener un régimen alimenticio rico en aceite de oliva puede impedir la formación de esta acumulación de colesterol, y ayuda a mantener el flujo normal de sangre a todo el cuerpo.

Virus y Bacterias
El sistema inmunológico defiende el cuerpo en contra de microorganismos, bacterias y virus. Mientras más fuerte es su sistema inmunológico, es menos probable que aquéllos organismos invadan el cuerpo y produzcan enfermedades. Se ha demostrado que los ácidos grasos en el aceite de oliva mantienen el sistema inmunológico, ayudando a regular sus procesos inflamatorios. Estos mismos ácidos grasos son también efectivos en el tratamiento de artritis y reumatismo, una enfermedad crónica, inmune, inflamatoria que afecta las coyunturas.

Pérdida de la Memoria
Las personas en la tercera edad pueden padecer de disminución cognitiva relacionada con la edad. Los estudios demuestran que el consumo de grasas mono saturadas en grandes cantidades, como el aceite de oliva en particular, mejoran el funcionamiento cognitivo en las personas de edad. La investigación sugiere que los ácidos grasos beneficiosos que contiene el aceite de oliva, ayudan a mantener la estructura de la membrana de la célula del cerebro. Con el envejecimiento, el cerebro demanda estos ácidos grasos aun más, para mantener el funcionamiento cognitivo adecuado. El aceite de oliva es una fuente importante de estos ácidos.

Enfermedades de la Piel
Con el envejecimiento, nuestra piel experimenta daños a nivel estructural y funcional. Los tejidos interiores y exteriores de la piel se hacen más delgados y la elasticidad se pierde. Las circunstancias externas como los rayos del sol apresuran la marcha del proceso de envejecimiento y contribuyen al deterioro del tejido de la piel. El perfil lípido del aceite de oliva es muy parecido al de la piel humana. Consumir grandes cantidades de aceite de oliva puede reducir el daño de las células de la piel, contribuyendo a combatir su envejecimiento acelerado. El aceite de oliva también tiene una concentración alta de vitaminas A, D, K, y E, las cuales han sido reconocidas por ayudar a prevenir imperfecciones de la piel como acné, soriasis, y eczemas seborreicos.

La información de esta página fue tomada de las páginas Web de la Asociación Norteamericana de Aceite de Oliva (NAOOA) y del Consulado Internacional de Aceite de Oliva (IOOC). La NAOOA y el IOOC representan compañías que están en el negocio del aceite de oliva. Goya se enorgullece de ser miembro de la NAOOA.