Tamales Mexicanos de Chile y Queso

Los tamales son signo de una celebración en cada hogar mexicano. Se sirven en cenas familiares y fiestas como la Navidad o la víspera de Año nuevo y su elaboración se convierte en todo un evento que involucra a toda la familia desde las abuelitas, tías, madres e hijas. Cada persona tiene un rol en la cocina empezando por el montaje, seguido de quien esparce la masa en la hoja de maíz, otra persona coloca el relleno, luego quien da la forma al tamal y finalmente el que ata los tamales para cerrarlos. Si su preparación es toda una experiencia, imagínate cuando estén ya cocinados y listos para dar el primer bocado. Disfrutaras de una masa suave y un relleno cremoso y delicioso. ¡Sin lugar a dudas en cada probada sentirás que valió la pena!

Rinde 20 Tamales

Tiempo de preparación: 30 min.

Tiempo total: 2 horas y 1/2

Ingredientes

1 Paquete de ( 8 oz. ) Hojas de Maíz Secas


Para el Relleno:

2 cdas. de Aceite de Maíz GOYA®

¼ taza de harina para todo uso

1 paquete de Caldo de Pollo GOYA®, mezclado con 1 taza de agua

1 lata (7 oz.) de Salsa Verde GOYA®

8 oz. de Queso Oaxaca rallado (otra opción es el queso blanco como el mozzarella o Muenster) aproximadamente 2 tazas.

5 chiles jalapeños de 1 lata (11 oz.) de Chiles Jalapeños GOYA®, sin tallo, sin semillas y cortados en cuartos longitudinalmente


Para la Masa:

3 ½ de tazas de Masarica GOYA® (harina de maíz precocida)

2 tazas de agua caliente

1 1/3 de taza de Manteca de Cerdo GOYA® (alrededor de 10 Oz.), a temperatura ambiente

1 ½ cdta. de polvo de hornear

1 cucharadita de sal

1 Paquete de Caldo de Pollo GOYA® mezclado con 1 taza de agua


Para el Aderezo:

Crema Mexicana (opcional)

Repollo Rallado (opcional)

Salsa Verde GOYA® (opcional)

Instrucciones

1. Para preparar la hoja de maíz: Ponga a hervir una olla grande con agua a fuego medio-alto. Una vez hierba retire la olla del fuego y añada las hojas de maíz (coloque algo pesado encima de las hojas, como con un plato a prueba de calor para mantenerlas sumergidas). Deje en remojo hasta que las hojas estén flexibles, por lo menos 30 minutos, o hasta 2 horas y saque el agua. Prepare 20 hojas grandes, aproximadamente de menos de 6" de ancho y 6" de largo (de ser necesario puede utilizar las hojas más pequeñas, una sobre otra para lograr mayor longitud y anchura).
2. Para preparar el relleno: Aparte, caliente el aceite en una olla pequeña a fuego medio-alto y añada la harina. Cocine revolviendo ocasionalmente, hasta que la mezcla de harina se combine y comience a burbujear, aproximadamente 1 minuto. Añada el caldo de pollo y la mezcla de salsa verde. Lleve la mezcla a hervir, revolviendo con frecuencia, hasta que esté suave y espesa. Retire la olla del fuego y agregue el queso. Revuelva hasta que se derrita y se mezclen luego deje enfriar. Ponga a un lado las rebanadas de jalapeños en un tazón pequeño.
3. Para preparar la masa: En un tazón mediano, mezcle Masarica y agua caliente. Con las manos amase la masa hasta que quede suave y blanda, luego cúbrala con una toalla húmeda y deje a un lado. En un tazón de batidora o en un tazón mediano para mezclar con batidora de mano, bata la manteca, el polvo de hornear y la sal; a una velocidad media-alta por unos 3 minutos o hasta que la manteca de cerdo quede con una textura liviana y brillante, raspando los lados del tazón con una espátula. Añada la masa reservada en 3 tandas, batiendo para incorporar la masa y raspando los lados del recipiente después de cada adición. Continúe batiendo hasta obtener una masa suave y esponjosa, alrededor de 1 minuto. (Para probar la textura de la masa, deje caer ½ cucharadita de masa en una taza pequeña de agua fría. Si la masa flota, está lista. Si no es así, continúe batiendo en velocidad alta por 1 minuto más). Posteriormente reduzca la velocidad de la batidora a bajo y añada el caldo de pollo. Mezcle hasta que se incorpore por completo (la masa debe tener la misma textura de la masa de un pastel suave).
4. Para formar los tamales: Coloque las hojas de maíz reservadas horizontalmente, sobre una superficie plana, con el extremo ancho a su derecha y la parte angosta a su izquierda. Coloque ¼ de taza de masa en el centro de la parte ancha de la hoja, y extiéndala con una espátula para formar un cuadrado de 4". (La masa debe llegar al borde derecho de la hoja, manteniendo los bordes extremos hacia arriba) Coloque aproximadamente 1 ½ cucharada del relleno de queso en el centro de la masa y cubra con tiras de jalapeño.
5. Para envolver el tamal: Levante los dos lados largos de la hoja y únalos (la masa rodeará el relleno), luego enrolle en la misma dirección para sellar el relleno. Por último, pliegue la sección vacía inferior de tamal (dejando la parte superior abierta) y asegure la tapa con hilo de cocina o con las tiras de las hojas de maíz que sobren. Traslade el tamal a una olla a vapor, con la parte donde abre el tamal hacia arriba. Repita con el resto de las hojas, la masa y el relleno para hacer 20 tamales.
6. Para cocinar los tamales a vapor: Añada alrededor de 1" de agua a la olla de vapor y lleve a ebullición a fuego medio-alto. Añada la canasta con los tamales a la olla de vapor (asegúrese que el fondo de la canasta no toque el agua). Cubra los tamales con restos de hoja de maíz y tape herméticamente la olla con la tapa. Reduzca el fuego a bajo. Tapada la olla deje que cocinen al vapor, (la cáscara debe despegar fácilmente de la masa), deben cocinarse completamente alrededor de 1 hora y media. Retire la canasta de vapor, deje reposar los tamales hasta que estén firmes, aproximadamente por 5 minutos. Por ultimo abra el tamal y sirva con el aderezo, si se desea.
Nota: para almacenar los tamales, envuélvalos individualmente en papel de aluminio. Una vez congelados pueden durar hasta por 6 meses. Para recalentar ponga el tamal congelado y envuelto en el papel de aluminio en el horno a 350 °F, deje que se calienten por unos 25 minutos.

Producto Destacado

Sazón con Cilantro y Achiote

Dentro de esta caja encontrará lo que los buenos cocineros siempre han soñado; una manera absolutamente infalible para que el sabor de sus comidas no sólo sea bueno, sino sensacional.