Pollo Marinado

Todo lo que toma esta receta son tres ingredientes básicos de la despensa GOYA®, convirtiendo este plato de pollo tradicional en un sabroso plato principal, que deleitara a tus invitados de fin de semana. ¡Es tan fácil de preparar que podrás disfrutarlo cualquier noche de la semana!

Rinde 4 porciones

Tiempo de preparación: 5 min.

Tiempo total: 25 min., más el tiempo de marinado

Ingredientes

8 piezas de pollo con hueso y con piel (alrededor de 3 libras de pechugas, piernas y/o muslos)

½ taza de Jugo de Limón GOYA®

½ taza de Aceite de Oliva Extra Virgen GOYA

2 cdta. de Adobo GOYA® con Pimienta

Instrucciones

1. En un recipiente grande con tapa o en una bolsa grande con cierre, ponga el pollo, el jugo de limón, el aceite de oliva y el Adobo; revuelva para cubrir el pollo por completo y refrigere. Deje marinar por lo menos dos horas, o máximo 24 horas.
2. Caliente el horno a 400° F. Saque el pollo y descarte la mezcla de adobo. Coloque el pollo con la piel hacia arriba en una bandeja para hornear y forrada en papel aluminio. Hornee por unos 25 minutos, o hasta que la piel este dorada y crujiente, y el pollo este bien cocido (la temperatura interna debe registrar 165° F en el termómetro relectura rápida).
3. Traslade el pollo a un plato de servir y deje reposar por unos 5 a 10 minutos.
Tip By La Cocina Goya

¡Para que la Piel del Pollo Quede Crujiente Siempre!

Si al revisar el pollo en el horno nota que la piel no esta crujiente como desea !no se preocupe! Por lo contrario, una vez que el pollo se ha cocinado durante 20 minutos, se puede transferir a la bandeja superior (debido a que esta a 3” debajo de la fuente de calor) y gire el botón a la opción de “broil” o asar a la parrilla. En 5 a 10 minutos, las piezas de pollo saldrán bien calientes, con una capa de piel oscura, crujiente y con un sabor tan delicioso como su apariencia.

Producto Destacado

Sazón con Cilantro y Achiote

Dentro de esta caja encontrará lo que los buenos cocineros siempre han soñado; una manera absolutamente infalible para que el sabor de sus comidas no sólo sea bueno, sino sensacional.