Pollo a la Parrilla con Salsa Tropical

Rinde 5 Porciones

Tiempo de preparación: 15 min.

Tiempo total: 35 min.

Ingredientes

1 paquete (1.5 lbs.) de Pechugas de Pollo Perdue® Porciones Perfectas® sin hueso y sin piel

1 botella (24.5 oz.) de Mojo Criollo GOYA®

Adobo con Pimienta GOYA®, al gusto

1 lata (20 oz.) de rodajas de piña en almíbar, escurridas

1 tomate mediano, sin semillas y finamente picado (alrededor de ½ taza)

¼ de cebolla roja finamente picada (aproximadamente 1/3 de taza)

½ chile jalapeño, sin semillas y finamente picado (opcional)

3 cdas. de cilantro fresco finamente picado

1 cda. de Aceite de Oliva Extra Virgen GOYA®

El jugo de ½ lima (aproximadamente 1 cucharada).

¼ cdta. de sal

Instrucciones

1. Agregue el pollo a una bolsa con cierre hermético y con capacidad para un galón; añada el Mojo Criollo y selle la bolsa. Masajee para cubrir el pollo con la marinada; transfiera al refrigerador. Deje marinar por lo menos 2 horas o hasta que esté preparado para usar la parrilla; deseche la marinada.
2. Caliente la parrilla a fuego medio-alto. Sazone el pollo ligeramente con el Adobo, y una vez las rejillas estén engrasadas y calientes, agregue el pollo a la parrilla. Deje asar, volteando una vez, hasta que esté dorado y bien cocido (la temperatura interna debe registrar 165° en el termómetro de lectura rápida, cuando se inserta en la parte más gruesa de la pechuga), aproximadamente por 10 minutos. Deje asar los anillos de piña, volteando una vez, hasta que se vean asadas, por unos 4 minutos. Transfiera el pollo a la bandeja y cúbralo con papel aluminio para mantener el calor. Traslade la piña a la tabla de cortar.
3. Corte finamente la piña y transfiérala a un tazón mediano, agregue el tomate, la cebolla, el jalapeño, el cilantro, el aceite de oliva, el jugo de limón y la sal; revuelva hasta que estén bien mezclada toda la salsa.
4. Cubra el pollo con la salsa de piña y sirva.

Producto Destacado

Sazón con Cilantro y Achiote

Dentro de esta caja encontrará lo que los buenos cocineros siempre han soñado; una manera absolutamente infalible para que el sabor de sus comidas no sólo sea bueno, sino sensacional.